Trienios

Hoy ha sido día de visitas. Qué curioso aquello de usar las huelgas de estudiantes para visitar un colegio, tu antiguo colegio.

Algunos lo han hecho con mucho cariño. Saben que es su casa. De hecho, ha sido una gran alegría. Notas el poso que fue quedando clase tras clase. Que todo no fue pronom feble. Para aquel que va y viene desde lejos todos los días, que pocas veces camina por sus mismas calles, estos detalles llenan. De hecho fue de lo primero que me llamó la atención al aterrizar: las frecuentes visitas de antiguos alumnos. Dice mucho. Y no crean que sólo regresan los alumnos excelentes.

La cuestión es que, de repente, he caído en la cuenta que ya os conozco a todos. Que mis gafas ya cubren todos los cursos. Que aquel uno y dos de ESO ahora es un uno y dos de Bachillerato. Que algunos estáis ya muy mayores. Que, incluso, algunos que aparecisteis después, actualmente, sois como mi familia.

Que sigo aquí.

Ya cobro trienios y todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s