En ocho días

En ocho días. Del viernes pasado a este próximo sábado. He dado clases y he hecho intentos de ellas, he aprobado y he suspendido, he tenido sesiones de evaluación, claustros, reuniones, montado videos, diseñado revistas, he hecho reír y llorar a alumnos, me he sentido feliz y triste, he corrido por los pasillos, me he escondido, me han hecho tres entrevistas en la radio, he enviado notas de prensa, he hecho fotos, he negociado, he organizado exposiciones y actividades, he solucionado marrones y otros han podido conmigo, he hecho llamadas de teléfono y me han telefoneado, me he ido de comida reposada y he comido con prisas, os he defendido y os he acusado, he hecho de profesor, tutor, amigo, enemigo, padre, confesor y tranquilizante.

Y mañana volveremos a la carga. Y el sábado abriremos las puertas del colegio. A todo el público. Para que vean que nos lo creemos. Y que es un proyecto serio. Tanto, que hasta yo he montado una comida de clase. Todo en ocho días.

Y, aun así, me empeño en decir que me gusta mi trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s