Sonidos de NYC

No debía faltar mucho para medianoche. Paseábamos mi Santa y yo, por Brooklyn, después de haber dejado a Lourdes en casa. Nos apetecía andar. Pese a las lluvias de los días previos, la primavera había aterrizado con calor en New York City y, en muchas escalinatas, entre penumbras, percibíamos a habitantes del barrio más hipster de de tertulia.

Fue en ese momento, cuando decidí que, algún día, cuando fuéramos ricos y famosos, pasaríamos temporadas en Brooklyn para que yo escribiera mis novelas. El ambiente me inspiraba miles de ideas. Así que, sin pensarlo, pedí a mi Santa algo de dinero para quedarme ya mismo. Para qué esperar. Pero no me lo dio. Había que arreglar cosas antes en España. Todo a su debido tiempo, dijo.

A cambio, viendo mi estado de trance creativo me sugirió que, tanto que estaba grabando con la cámara en plena calle, que intentara editar alguna cosa más que el típico video casero con el viaje de novios. En la mesita de noche de la 125 con la 45, tenía de compañera “Historias de Nueva York” de Enric González. Me dijo que contara las nuestras. Y le hice caso.

Ahora que se cumplen tres años, hace pocos días, mi Santa me preguntó por aquel video y pensó que, aunque fuera un fragmento, ya era hora de sacar algo a la luz.

Qué vergüenza, pensé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s