La palabra

Mientras Paco Alcácer se echaba a sus espaldas al equipo, mientras él se empeñaba en que aquello de la #reAMUNTada fuera algo más que un slogan publicitario, ajenos a todo ese delirio, conscientemente, por decisión propia, nosotros iniciábamos un conversación de más de tres horas con unos buenos amigos acerca de la vida, de las suyas y de las nuestras, sobre heridas abiertas, sobre éxitos merecidos, sobre el poder de la sinceridad, sobre el perdón, sobre la conciencia tranquila, sobre el optimismo y el pesimismo, sobre la felicidad, sobre la necesidad de la palabra.

Y no, no eché de menos gritar gol hasta cinco veces. Cada vez lo necesito menos.

Lo que sí eché de menos fue que este mundo olvide tanto que sin la palabra no somos nadie.

Y que esta vida carece de lógica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s