El balompié

Una madrugada, tras contemplar con ojos húmedos como mi equipo perdía su segunda Champions consecutiva, decidí que no volvería a sufrir por el fútbol. Nunca más. Seguiría yendo a Mestalla, como cada domingo desde que bajó a Segunda División pero, fuera cual fuera el marcador, la emoción se quedaría en el estadio.

Tiempo después, tras emocionarme con gestas de equipos humildes, remontadas imposibles o divinos taconazos de jugadores odiados, descubrí que lo de menos en el fútbol era ganar sino disfrutar. Que el forofismo había acabado, que el fútbol era otra cosa.

La revista Libero ha venido plasmar todo aquello. Fútbol, cultura, fútbol, diseño, nostalgia, estilo… El fútbol es algo más. Puede ser algo más.

Y si encima nos ayudan a explicar los pequeños problemas de la vida…

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s