La meritocracia

Yo sonrío y me callo. Entiendo la situación y sé que no estoy en disposición de ganar este combate. Pero mi silencio no niega mi convencimiento de que yo estoy en lo cierto. Que no, que muchos de ustedes, por muchos cargos que tengan, no son más listos que yo, ni tienen más razón. Simplemente, tienen el poder en su mano. Y eso les hace creer que su palabra vale más que los demás.

Pero no. No es así. Y algún día los nerds, los cultivados, los que estudian, los que reflexionan, los que suelen usar un libro para leer, todos ellos, nos rebelaremos. Entonces ganaremos la guerra. Y el mundo estará en manos de los mejores. De los que más méritos tienen.

La meritocracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s