Informar

Diluviaba. El agua, a una rapidez mayor de lo habitual, iba inundando las calles. Todos, preocupados, nos asomábamos constantemente a las ventanas. Cómo de grave sería la situación, qué peligro habría para ciudadanos y coches, cómo estarían las plantas bajas… La pregunta clave era dónde se concentraba más agua. Mientras, muchos se encontraban fuera de casa. ¿Qué hacer? ¿Moverse? ¿Quedarse quieto?

El viernes por la noche, para saber esas respuestas, no hubo medio de comunicación más rápido que las redes sociales. Lo que parece una obviedad, aun hay muchos que no lo alcanzan a ver. Twitter o Facebook no es un negocio, es un medio. De la misma forma que el agua siempre acaba discurriendo por sus cauces naturales, cuando la sociedad demanda un servicio, si no lo obtiene, inventa nuevas fórmulas hasta conseguirlo. En un tiempo de notas de prensa corporativas, comunicados oficiales o medios excesivamente maniatados, las redes se han convertido en un rápido y libre canal de difusión.

Es cierto. A veces desinforma. Pero, en el caso de la fuerte tormenta sufrida que vivimos en todo el litoral valenciano, Twitter ha sido un gran ejemplo de servicio ciudadano. A falta de fuentes oficiales en los primeros momentos, pronto, la red se llenó de fotos, avisos, informaciones y consejos. Qué estaba pasando. Por dónde ir. Qué hacer. De la misma forma que hubo vecinos valientes y cívicos en la calle sacando agua con cubos o apartando desperdicios que, arrastrados, taponaban las bocas de las alcantarillas, hubo quien dedicó la noche a difundir información de la situación en la calle.

En el caso de Torrent, de hecho, los dos únicos medios de comunicación que informaron durante la noche, La Opinión de Torrent y Hortanoticias, usaron este canal sin tener que mojarse. Con los retweets confeccionaron el mapa de la situación. Igualmente, pasado el impacto inicial de la tromba de agua, el Ayuntamiento, en boca de su alcaldesa y a pie de calle (he contrastado esta información), también usó Facebook y Twitter para informar de los trabajos en esa difícil noche como, durante el fin de semana, achicando agua.

Viendo esa avalancha de tweets, queda demostrado que la ciudadanía pide información. Saber qué pasa. Periodistas. Por eso, no me sorprende que en otro municipio cercano con mayor riesgo y (desgraciadamente) tradición de inundaciones, el tema de debate hoy sea por qué no se informó antes, durante y después.

Y a uno le viene a la mente aquel refrán de “De aquellos polvos, estos lodos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s