La memoria de los días

Muchos ya no lo recuerdan pero, Xavier Sardá, es uno de los mejores comunicadores de nuestro país. “La bisagra” y “La ventana” inauguraron el actual modelo de magazine radiofónico de tarde. Un formato aun vigente. Pero, con el maremoto “Crónicas Marcianas” esa primera etapa se olvidó. Para muchos ni existió. Aunque sigue vinculado a la televisión, en los últimos años se ha prodigado más en las estanterías de las librerías que ante las pantallas: cinco obras en seis años.

Sardá (no confundir con “la Sardá”, su hermana), está ahora en plena promoción de su autobiografía “Mierda de infancia”. Uno, que es adicto confeso a los podcasts, se lo he encontrado frecuentemente por las descargas. No sé en qué radio era, pero, de alguna manera, haciéndose el chulito, desdramatizando así lo mal que pasó su infancia (casi huérfano, hermanos muerto de SIDA…), Sardá hacía hincapié en que uno cree que lo pasó mal o bien en determinada época porque sólo recuerda los días grandiosos o horribles, porque en los que no ocurre nada relevante y transcurren dentro de la normalidad, nadie los guarda en su retina.

He aquí el gran dilema.

Estamos ávidos de emociones fuertes. De días inolvidables. Transcender.

Pero, a la vez, deseamos placidez, tranquilidad, bienestar. Vivir sin sobresaltos.

Lo de siempre. Somos una completa contradicción.

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s