Esperanza

Al César lo que es del César. Hasta donde mi vaga memoria recuerda, estas han sido una de las fallas que mejor sabor de boca me han dejado.

No sabría exactamente decirles por qué.

Quizás, porque las he disfrutado con mayor tiempo a causa de los recientes acontecimientos. Puede ser. Quizás porque no tenía ninguna expectativa previa y han transcurrido plácidamente, echándoles muchas horas pero sin sobreexcitación. Puede ser también. Quizás porque cuando a uno no le cierran su calle o le dejan dormir por las noches se levanta de mejor humor. También es el caso. Quizás porque he visitado más comisiones que nunca e, incluso, me maravillé con ese arriesgado monumento fallero (si se puede llamar así) de Cronista, con saludo al Langui incluido. Quizás.

La cuestión es que estos días me han dejado buen sabor de boca.

Pero no se confíen, falleros, aun les falta mucho para llevarme al huerto.

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s