“Dale agua, que le den a la bandera”

Recta final de la primera prueba. David y Cuqui caminan con premura por las calles de Bagamoyo, uno de los puertos más importantes de Tanzania. Desconocen su posición pero intuyen que están situados entre los primeros. Podrían alcanzar la prueba de inmunidad. Divisan la bandera roja en un parque y se lanzan a la carrera. La realización del programa muestra a las hermanas andaluzas por el lado contrario del parque. Llegarán a la meta muy parejos. De repente, Cuqui se detiene. Hay un niño inconsciente entre los coches aparcados. David le grita. No entiende qué ocurre. Ella mira a todos los lados y, aunque, hay decenas de personas en la calle, a nadie parece importarle el niño. A ella sí. Decide olvidarse de la bandera, del concurso, de Pekín Express y de África. De todo.

Consiguen reanimarlo. Le salvan la vida.

Pierden su ventajosa posición en el concurso, pero no les importa.

“Da igual. Ha merecido la pena”

PD. En la prueba final, para sorpresa de todos, ganan. Curiosamente, el destino supo premiar lo que la organización no supo compensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s