Piropeando

Ahora que llega el veranillo, es frecuente contemplar a machos alfa perdiendo más que su dignidad diciendo estupideces al toparse por la calle ante mujerazas con mucha pechuga al aire.

Una cosa es el graciejo español de un obrero clamando un “Guapa, ya quisiera yo haber cojío una indigestión por comerte enterica” y, otra, la mala educación.

No hace falta parar un coche en mitad de la calle para gritar “madre míaaaaaa”.

Y más si es una choni de tomo y lomo.

PD. Por cierto, hablando de ingeniosos, pelotudísimo el grupo en el feisbuc que hoy me he encontrado: “Ir al McDonald’s a por una ensalada es como ir a un burdel a por un abrazo”. Sí, señor. O es comida basura o cerramos el chiringuito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s