Vacaciones para usted

Estoy de traslado. Mi centro de operaciones acaba de mudarse del colegio a casa. Pero todo sigue en ebullición. Encima de la mesa encontrarán montones de papeles y varios proyectos que hay que concretar, perfilar, plasmar. Un proceso que durará todo el verano.

¿Vacaciones docentes?

Al menos, quien suscribe estas líneas, desde que entró al gremio, no las ha conocido.

Pero no importa. Todo lo contrario. Ahora que empiezo a alcanzar un poco de perspectiva, puedo asegurar que me encanta mi trabajo. Acompañar personas en su crecimiento es duro pero apasionante y hermoso. Está en nuestras manos cambiar el mundo y, en estos momentos, no veo camino más recto que iniciar esa metamorfosis desde las aulas.

En estos últimos tres años he vivido historias, he conocido personas y he entrado en un proyecto que me ha hecho sentirme vivo, feliz y desvelado por las noches. Pero, especialmente, orgulloso de una profesión tan básica como en constante tela de juicio. Es un auténtico drama la falta de consenso y estabilidad para el vivero de la sociedad del futuro.

Y, encima, la propia docencia está en pleno cambio histórico.

Vaya, que hay mucho que hacer.

Las vacaciones para usted.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s