Internet tiene memoria

Hace unos cuántos años, en un acto público del que éramos organizadores, algo se nos fue de las manos. Quizás, por excesiva confianza, se escapó de nuestro control. Da igual qué fue y por qué ocurrió, pero, aunque no hubo demasiadas víctimas morales, al día siguiente, por sorpresa, fuimos citados a despacho. Alguien se había movido rápido para señalarnos. Yo no lo calificaría de reprimenda, pero sí tuvimos que dar explicaciones.

A la salida, una de nuestra madres nos encontró enfadados no por el error, sino por el rápido chivatazo. Sentíamos que era una acusación injusta y traicionera, un navajazo por la espalda. Cuando esperábamos que nos diera la razón, ella nos recordó aquel refrán de “lo que no quieras que se sepa, no lo hagas”. Cuánta razón tenía.

Mucho se está hablando estos días de las fotos eróticas e íntimas hackeadas a diversas celebrities. No negaré que es delito introducirse ilegalmente en nuestros archivos privados. Pero no he dejado de pensar en aquel “lo que no quieras que se sepa no lo hagas” y por qué arriesgarse, teniendo en cuenta el peso de la fama, a tener fotos de ese tipo en un teléfono móvil o en la nube.

No olvidemos que internet tiene memoria. Que aquella fotografía que nos etiquetaron en Facebook, aquel comentario en Twitter, ese video donde salimos con una euforia excesiva, algún día puede ser utilizado en nuestra contra.

Intentemos que las redes sociales hablen a nuestro favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s