Estados Unidos, Jerusalén, Tiananmen

“Entrenan por si les ataca Corea del Norte, Venezuela o Cuba, por si una tormenta solar acaba con los aparatos eléctricos o por si la cepa de un virus maligno provoca una invasión zombie. Son las milicias armadas y hay más de un millar en Estados Unidos. Una América violenta, racista, enferma, neonazi, supremacista, odiosa y llena de odio”.

Lo que leen no es ninguna novela, es real. Así lo narra el periodista Jon Sistiaga en su reportaje para Canal + “La América del odio”: la diversidad racial, social y cultural como motivo violento. Paralelamente, como hemos leído en Paraula las últimas semanas, el Papa Francisco, con un estilo radicalmente diferente, en Tierra Santa ha entendido la diversidad, en este caso, política y religiosa, como un motivo de encuentro, de diálogo.

Pero no hace falta viajar tan lejos para hallar violencia. La tenemos bien cerca, en nosotros mismos. Es la que yo llamo violencia de baja intensidad: gritos, insultos, enfados, malos modos, estruendo y caras amargadas. Esta violencia nos rodea diariamente. Ante cualquier problema, error ajeno, ofensa o molestia, reaccionamos como reaccionamos. O sea, mal. Aquello de la otra mejilla, lo olvidamos fácilmente.

Templanza. Siempre me fascinó ese término. Saber respirar, contar hasta tres, relativizar las cosas y reaccionar de manera sosegada, con sentido común. Cómo queremos que el mundo viva en paz si, a pequeña escala, ante cualquier atasco, la impaciencia y el bocinazo nos invade.

Ahora que se cumplen 25 años de aquella icónica instantánea en la plaza de Tiananmen, donde un hombre, cargado sólo con una bolsa de la compra, quieto, firme, detuvo el paso de una columna de tanques hacia una matanza segura; no debemos de olvidar su mensaje: dos no se pelean si uno no quiere.

Cambiemos nuestro rostro, nuestra actitud. La paz comienza por uno mismo.

NOTA: Artículo aparecido en el número 1287 de Paraula.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s