El folio en blanco

Influido por Rinus Michels, Johan Cruyff en 1988, conforme aterrizó en can Barça, puso a su equipo a tocar y a tocar. Desde los entrenamientos hasta el pitido final del partido, tocar y tocar, siempre con el balón en los pies, sin perderlo. La posesión era la clave de su juego.

Influido por su fútbol total, conforme aterricé en las aulas, puse a mis alumnos a leer y leer. Y, cuando acabaran, a escribir. Desde la primera clase hasta el último examen, leer y escribir, siempre aprendiendo aquello de la gramática y ortografía practicándola. Usar la lengua es la clave del aprendizaje.

Y, así, poco a poco, van perdiendo el miedo al folio en blanco. Y es, entonces, cuando abren toda su imaginación y todos sus sentimientos. Y es, entonces, cuando entiendes sus éxitos y miserias. El por qué de muchas de sus actitudes. Los dramas que hay detrás del comportamiento de muchos de ellos.

Ha sido, esta semana, ponerles a escribir cómo y con quién iban a celebrar las fiestas navideñas y saltar a la vista, como un resorte, su necesidad de cariño. Lo que ya intuía se ha plasmado en un papel.

Que sus gritos en clase no son más que gritos desesperados de ayuda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s