David y Goliat

“Todo necio confunde valor y precio”.

Citaba Almudena Grandes a Antonio Machado en una deliciosa entrevista en Líbero para señalar que “los equipos ricos y sus hinchas tienden a confundir valor y precio, y en eso somos diferentes”. Por eso, cuando su Atleti, el Valencia o el Depor se atrevieron a rebelarse al status quo tradicional, a esa ley universal de o Madrid o Barcelona, molestó, porque “en el telediario ya no pueden dividirse entre Messi y Cristiano, que es lo que les gusta”.

Asumámoslo. La derrota tiene una épica especial. Nadie la quiere, nadie la busca, pero ser pequeños, acariciar la gloria cada mucho tiempo, concede un carácter diferenciador a sus aficionados. Sabes que no lo puedes tener todo, que no te sobra el dinero y que no siempre vas a ganar. No eres de tu club, no eres del Valencia CF, porque sea el mejor, que va, sino porque es tu equipo, tu identidad, en el que naciste o elegiste y, porque por muchos palos que te dé (y ser ché es vivir en un circo constante), nunca lo abandonarás.

Por eso, prefiero ser pez chico, no me importa que los mayores se rían de mi, que me quiten el bocadillo en el patio (llámalo bocata, llámalo reparto de derechos televisivos), que me zarandeen y me lancen al suelo, porque, siempre nos volveremos a levantar. Y, un día, esperemos que más pronto que tarde, como David, saldremos al paso de Goliat. Tomaremos una honda. Y un guijarro. Y le golpearemos.

Y, entonces, filisteos se batirán en retirada.

Y venceremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s