La furgoneta blanca

Tensión. La semana pasada recorrió por Torrent una terrible historia acerca de una furgoneta blanca y roja conducida por personas de nacionalidad rumana que, oh my god, pretendían secuestrar a niños, pobres criaturas que  anduvieran solas por la calle. ¿La excusa para subirse a la furgoneta? Llevarlos a un circo o algún espectáculo parecido (¿Alguien ha pronunciado la palabra “Pinocho”?). Para más señas, se habló del barrio de San Gregorio y de  Teresianas. Eso sí, había que correr la voz, por favor, que esto (como suele pasar en estos casos) no es ninguna cadena de esas chungas.

Como pueden imaginarse, pese a los WhatsApps difundidos, era, es y será, una leyenda urbana en toda regla. Aunque parece ser que hubo quien, preocupado, llegó a acercarse hasta la comisaría de Policia Nacional, les puedo confirmar (porque yo sí lo he preguntado) que toda la historia era un rumor. El mismo que poco a poco ha ido recorriendo la Comunidad Valenciana (no hacía ni tres semanas que había escuchado un caso muy parecido por Xàtiva y alrededores) y que, a poco que pongan en Google una combinación tan sencilla como “Furgoneta blanca secuestro leyenda urbana”, encontrarán casos (falsos) parecidos en Mallorca, Cataluña, Madrid o Galicia. Vamos, el tradicional cuento del Hombre del Saco en versión flagoneta.

Desgraciadamente, en España hemos vivido casos de secuestros infantiles en los últimos tiempos, así que, hasta cierto punto es entendible cierta sugestión, una tendencia a la psicosis. Pero, lo que es menos defendible es nuestra propensión a creer historias falsas sin plantearse de dónde viene la información. Ya lo hemos hablado alguna vez en esta página sobre las fuentes. Por qué en historias como la de la furgoneta blanca no nos hace sospechar la ausencia de versión municipal o de la Policía, porque siempre es una amiga de mi prima la que lo ha visto y, lo peor, porque siempre nuestro racismo interior ubica como malos de la película a extranjeros.

Como cuando en todas las pelis americanas los malos eran los rusos.

Bueno, ahora son los árabes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s