Señor Lobo

A Antonio Camuñas se le conoce como el “Señor Lobo” español. Al igual que al genial personaje de Harvey Keitel en Pulp Fiction, se encarga de solucionar problemas. No, no hablamos de sangrientos cadáveres en el asiento trasero de un coche. Como presidente de Global Strategies se encarga de ejecutar la diplomacia corporativa, lo que viene a ser, en otras palabras, mediar entre empresas, asesorarlas, allanar posturas, posicionar a sus clientes, todo, para facilitar acuerdos.

Discreto pero efectivo en los negocios, curiosamente, su nombre no es conocido para el público llano. Sólo hay que comprobar las pocas imágenes suyas que remite el buscador de Google. Pero, ojo al dato, fue quien saco a bolsa a Inditex, colaboró en la occidentalización económica de China pre-Juegos Olímpicos, conectó las joyas Tous con los zapatos Manolo Blahnik (por lo que Carrie Bradshaw hubiera matado) o, ideó, el patrocinio a la inversa de Unicef con el FC Barcelona. Un crack. Una persona capaz de intuir que es lo mejor para tus negocios y, ah, convencerte.

Antonio Camuñas, cuando tenía 18 años, en ese momento exacto que separa la niñez de la vida adulta, recibió el aviso de personarse ante su padre, se sentó a su lado, y recibió en mano una carta. Tras leerla silenciosamente, no olvidaría nunca su parte final: “La honradez en la conducta, la tenacidad en el esfuerzo y la serenidad en los momentos difíciles son las claves para formar un verdadero carácter”.

Cuánto estamos necesitados de lecciones como esta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s