Del dicho al hecho

No hace mucho, frente a una situación concreta, un amigo me decía que ojalá todo lo que decimos, lo hiciéramos y sintiéramos realmente. Da igual que nos refiramos a fe, solidaridad, honradez, austeridad, compromiso, reciclaje, deporte o prácticas sexuales. Nos pierde la boca. Y como diría aquel, del dicho al hecho hay un trecho. O dicho de otra manera, mucho lerele y poco larala.

Esa reflexión la he tenido siempre presente, pero últimamente más: la vida no consiste en lo que decimos (o decimos hacer) sino en lo que hacemos.

Y este pensamiento me ha seguido hoy ante un caso concreto de una persona cercana. No daré detalles porque el/ella sabe quién es. La cuestión es que no dejo de pensar que el 95% de personas hubieran hecho lo mismo en su lugar, que las reglas del juego son así y, ay amigos, que las hemos creado entre todos. Desde fuera es fácil es criticar.

Yo, al menos, me lo voy a hacer mirar.

Hablar menos y actuar más.

Anuncios

  1. rafa

    Sin tener ni idea del tema concreto en el que piensas, no crees que el “tu hubieras hecho lo mismo” no da legitimidad a las decisions tomadas? Que el 95% lo hubiera hecho así no justifica que esté bien hecho. Ni aunque fuera el 100%.

  2. carlesxpuig

    Clar, clar, tens raó, per això, el fons de la meua autoreflexió és que diguem “es important reciclar” i no ho fem, o “en els moments difícils Déu està en mi” i després no recordar-lo o “quanta pobresa” i no intentar remediar-la…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s