Uno que es lector

No soy un lector compulsivo. Pero, pasan las semanas y, así a lo tonto, van cayendo libros. Hay rachas frenéticas. Temporadas bajas. Y, sobre todo, siempre varios a la vez. Costumbre tonta y poco práctica, sí, pero frecuente en mi. Como leer en la cama. Fácil dormirse, pero, también, fácil perder horas de sueño metidos en la historia. No suelo leer obras excesivamente complicadas. Estoy en esto para disfrutar. Nada más. Si no me gusta, tengo capacidad para abandonar. Cualquier género es bueno si está bien contado. Exacto. Buenas historias. Por eso me enganché a Stephen King, porque son historias muy imaginativas. Supe, en su momento, vencer la reticencias (freak!) y disfrutarlo. Es mucho más que un novelista experto en darnos sustitos y miedito. Por ser prolífico hasta tuvo un hijo (bueno, exactamente tres) que, disimulando, se hizo escritor. Toma. Dos por el precio de uno. Incluso, mejor, diría yo. El traje del muerto. Fantasmas. Cuernos.

Ayer, por fin, lo localicé.

Anoche empecé a leérmelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s