Enganchados

Qué insolente. Este fin de semana, en Madrid, mi hermano se ha cansado de acusarnos a mi Santa y a quien escribe esta gacetilla de estar enganchaos al IPhone. Más concretamente, al Twitter. 

No le quitaremos la razón. Lo estamos. Es sumamente adictivo. Estás conectado en vivo y en directo con el mundo. Inmediatamente. Ya. Es más, periodísticamente, el Twitter es más rápido incluso que la radio. Es instantaneo. Gracias a él supimos cuándo cerraban el recinto de la JMJ, cuando empezaron las hostilidades en Libia o, al filo de la medianoche del viernes, que Mata se iba al Chelsea.

Precisemos, pues. Estamos enganchados, pero a estar informados. El Facebook tiene su aquel por ser un gran patio de vecinos, pero el Twitter es otro cantar. Como autor, hay que ser concretos y precisos escribiendo. Hay que escribir aquello que interese. Y, como lector, tienes a tu mano la opinión de los mejores periodistas. Además, las últimas horas saltan ante ti en segundos.

Pero, oigan, estamos enganchaos pero nos podemos quitar cuando queramos. Pos claro. Que controlamos, neng. Que sabemos lo que hacemos. Somos mayorcitos. Si quiero lo apago. No pasa ná. Me quito si quiero.

Por cierto, hace cinco minutos que no lo consulto. ¿Cómo irá la reunión de la LFP y la AFE?

Venga va. Lo miro un momento y desconecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s