Yo mataré monstruos por ti

Escribir estas parrafadas puede parecer fácil. Quizás. Escribir, siempre es escribir. Una letra detrás de otra, componer una frase, llenarla de coordinadas y subordinadas, comas, puntos. Pero, hacerlo con estilo, no es tan sencillo.

Me ha costado cinco años de blog vislumbrar algo parecido a una escritura personal. Un estilo que guste y me satisfazca a mi mismo a la vez. Las dos cosas. Me he autoimpuesto mucha disciplina para llegar aquí. Estoy casi obligado por mi mismo a teclear algo todos los días. Vencer a la hoja-pantalla en blanco. Ser capaz de ser personal e interesante a la vez. Sugerir pero sin contar, explicar pero no detallar. Un ser literario extraño.

¿Y qué contar? ¿Hasta donde llegar? ¿Qué decir? ¿O qué sentir?

En esto de expresarse nos sacan ventaja los cantantes. Bueno, mejor dicho, los compositores. Ciertas declaraciones de amor con música de fondo suenan mejor. Les cubren. Diría más, distraen. Cuántas canciones tarareamos sin ser capaces de recitar la letra de la a hasta la z.

Por cierto, seguro que hace rato que se están preguntando a dónde pretendo llegar hoy con toda esta introducción. Porque, sí, sigo en la introducción.

Muy fácil. Una frase.

“Yo mataré monstruos por ti”.

Hubiera hipotecado mi mano izquierda por haberla escrito yo.

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s