Mili no, objeta

Ayer, en medio del aguacero (que parecía que no era ná y toda la tarde venga caer), pasé andando por delante del Patio Rosa (venía de una reunión de por ahí cerca) y, pese a la lluvia, contemplé como uno de los iconos de mi etapa estudiantil en Monte-Sión seguía vivo: la famosa pintada de “Valeriano. Mili no, objeta”.

Siempre estuvo ahí, como desafío al poder que suponía tanto la figura de Valeriano como la institución educativa. Por eso, pese a ir tapándola año tras año, siempre volvía a aparecer en otro lugar (como las caras de Bélmez, pero en pintada reivindicativa) y, cuando pasaron los años, en alguna de sus nuevas reencarnaciones, se le añadió la coletilla de “ex-alumnos” para que ni él, ni nadie, lo olvidara.

Ahora, esos ex-alumnos habrán formado familia y, vaya usted a saber, dónde estará Valeriano.

Y sí, el histórico director del insituto daba miedo (era clavado al Sr. Burns), pero, en el fondo tenía una singular simpatía.

Yo creo que la pintada es realmente un homenaje a su figura.

Y a un tiempo, a un lugar. 

CANCIÓN PARA ESCUCHAR: Mr. Cad Driver (Lenny Kravitz – Let love rule)

Anuncios

  1. xavi

    Ahir en anglés estavem donant vocabulari sobre educació. L’institut, com era, els professors, assignatures,…
    Vam recordar clàssics com Valeriano, Sisinio, etc. Damunt en la xica que tenia que parlar també anava a Mont-sio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s