Happy

Pruébenlo. Suban al coche, aceleren, dejen que suene Exile on Main St y suban el volumen.

Pocas veces sentirán mayor sensación de libertad.

Rocks Off, Rip This Joint, Tumbling Dice, Sweet Virginia… y, entonces, sonará Happy.

Y serán felices.

Surcarán por ese hipnótico ritmo medio sincopado donde todos siguen a Keith Richards.

Y él cantará. Y él tocará casi todos los instrumentos como hizo en villa Nellcôte.

Y, entonces, ustedes cantarán “I need a love to keep me happy”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s