Mañana es hoy

Asco de septiembre. Como bien ha enfocado en su última editorial el director de GQ, septiembre tiene algo de lunes, es su equivalente en mes a la semana. El pobre (septiembre) no tiene la culpa, le toca bailar con la más fea, suceder al rey de la fiesta, agosto cae simpático y septiembre cae del culo. No es justo, pero es así. Agosto nos narcotiza y septiembre nos devuelve a la realidad. Y qué realidad.

Encima hoy es lunes y septiembre. El primer lunes de septiembre. Qué día más odioso. Podía haber sido peor, podía haber sido día 1. Pero estamos en 2012. Con todas las connotaciones que conlleva decir dosmildoce. La crisis no cesa, el mundo sigue indignado, vuelve a subir el IVA, la prima de riesgo por las nubes, el paro fatal de la muerte, sigue sin haber cura para el cáncer, el cambio climático no da tregua, mis acciones de Bankia con hipertiroidismo y Cristiano Ronaldo está triste. Lo dicho, un asco de septiembre. Como bien cantaron Love of Lesbian, “me pregunto quién pensó el guión, debe estar bastante enfermo”.

Tengo algún motivo que otro para estar jodido. Para abrir la ventana de la White House y pegar dos gritos. De hecho, me planteé cerrar esta página como medida de presión ante el destino. Así, por putear. Llevo tiempo esperando el mañana, el viento a favor, la buena ola, la fórmula mágica para creer que la cosa se arregla. Pero no, mañana es hoy. Y hoy la cosa sigue igual. O peor, estamos en el asco de septiembre.

Pero no. No se crean. Ni de coña. Aun no nos hemos rendido.

Venceremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s