Malobien

Las cosas van mal. O no.

Escuchaba el otro día a esa persona tan inspiradora como es Albert Espinosa afirmar que, en la vida, las perdidas se pueden convertir siempre en ganancias, por eso se limita a vivir el día a día y ser feliz. Normal. Con 14 años, le diagnosticaron un 1,5% de posibilidades de vida y le aconsejaron que, mejor, viajara a Menorca a divertirse en sus últimos quince días. Hoy, más de veinte años después, con una pierna, un trozo hígado y un pulmón menos, es un guionista y escritor de éxito. Hasta Steven Spielberg está fascinado con su obra.

Pero, ayer, sin ir más lejos, un buen amigo, en su despedida antes de marchar durante dos meses a Guinea como cooperante, dejaba en Facebook otra, no menos inspiradora, reflexión: Nosotros lo tenemos todo y no somos felices. Ellos no tienen de nada y viven felices.

Ayer me di cuenta que me quejo demasiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s