Buenas noticias

Con todos los vaivenes que nos está dando la vida en los últimos años, algo ya me ha quedado claro: no hay seguro.

No tiene porque ser, necesariamente, malo. Veamos la botella medio llena. Sin la necesidad de tener nada seguro podemos sentirnos liberados. Primero, para no trazar planes imaginarios, construyéndonos el futuro en el día a día. Sin más aspiraciones. Siendo realistas. Segundo, sabiendo que, entre tanto cambio, algo nos puede estar esperando a la vuelta de la esquina. Es el momento de las nuevas oportunidades, reeinventarse. Pero, ojo, hay que buscarlo. No vendrán solas.

Hay que ser valientes. Provocar las buenas noticias.

En pocos días, he sabido de dos personas que han encontrado nuevo empleo.

Han sufrido, han tenido que buscárselo, no es nada definitivo, pero han dado un paso adelante.

Siento ser pesado y repetirme: hay esperanza.

Claro.

ACTUALIZACIÓN: 19:05. Abro la web de El País y se abre un titular: “ETA anuncia el final de la violencia”. Lo que yo les diga, creamos en las buenas noticias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s