Banderitas

No podría decirles el por qué. Pero soy poco de banderitas. Conmemoraciones como las de ayer o la del miércoles, pues, no sé, no me ponen. No quiere decir que las deteste, que va, simplemente nunca me han atraído. Aunque creo que, en un hipotético mundo sin excesos nacionalistas, nos iría mejor, no seré yo el que critique días como los de ayer.

Lo peor de todo es que ayer a mediodía fui (por primera vez) a Valencia a ver el ambiente y, por la tarde, estuve en las celebraciones de Torrent (en el segundo de los casos no era la primera vez). Y, oigan, un ambiente fenomenal. Hasta me gustó y todo. Me di cuenta que es cuestión de perspectiva. Que la historia no va  tanto de banderitas sino de orgullo de ser de donde uno nació. De saber donde están tus orígenes. De sentir amor per la teua terreta.

Eso sí, lo de salir con la bandera por la calle, pues no.

Me lo tendré que hacer mirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s