El día después

Ale, ya pasó. Se acabó la huelga. Cayó la hoja del calendario y dejamos atrás el 29-S. Una cosa menos.

Éxito o no aparte, realidad o ciencia-ficción, hay mucho que reflexionar. Pero, por todas las partes contratantes.

Porque, no nos engañemos, a nadie le importó la huelga hasta ese mismo día.

Y ahí está el verdadero quid de la cuestión: la sociedad que nos ha tocado, vive anestesiada.

Así que, legítima o no la huelga, exitosa o no, poniéndonos de lado del gobierno o de los sindicatos, deberíamos preguntarnos qué papel pintamos en todo ésto.

Sólo nos importa lo que tenemos delante de nuestras narices.

Acabaremos como los terrícolas de “Wall-E”. Lo que yo les diga.

PD. Otra reflexión sobre la huelga con el mismo título de Ramón Palomar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s