Russian Mountain

Ayer, al filo de la medianoche, la montaña rusa llego a las cotas más bajas de las últimas semanas después de contemplar estupefacto como todo lo preparado durante horas se iba al carajo por esos misterios que a veces tiene la informática.

Pa’ llorar.

Pero no. Hoy (prontito) la hemos obligado a subir hacia arriba, a recuperar el tiempo perdido, no hay posibilidad de lamentarse, sino de actuar.

Fuerza y honor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s