Justificarse

No sé donde leí ayer sobre la sensación de incomodidad cuando uno pasa a primera hora por delante de la cola del paro y, al encontrarse con una cara conocida, comprueba como uno se queda con la mirada gachas por aquel “qué pensarán” y el otro gira la cabeza por aquel “no sé que decir”.

Dicho esto, como que hoy libro, me he subido a la Funda por la mañana para quitarme cosillas pendientes. Y, claro, al ser hoy día laboral (exceptuando al sector profesoril) me he encontrado con amigos y conocidos (“…pocos y escogidos, gente que vendrá a mi funeraaaal”) por el camino que se han sorprendido de encontrarme por la calle a esas horas.

Y, coño, sin darme cuenta, hasta tres veces me he visto justificándome por el hecho de no encontrarme hoy currando.

Seré inútil

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s