Justificarse

No sé donde leí ayer sobre la sensación de incomodidad cuando uno pasa a primera hora por delante de la cola del paro y, al encontrarse con una cara conocida, comprueba como uno se queda con la mirada gachas por aquel “qué pensarán” y el otro gira la cabeza por aquel “no sé que decir”.

Dicho esto, como que hoy libro, me he subido a la Funda por la mañana para quitarme cosillas pendientes. Y, claro, al ser hoy día laboral (exceptuando al sector profesoril) me he encontrado con amigos y conocidos (“…pocos y escogidos, gente que vendrá a mi funeraaaal”) por el camino que se han sorprendido de encontrarme por la calle a esas horas.

Y, coño, sin darme cuenta, hasta tres veces me he visto justificándome por el hecho de no encontrarme hoy currando.

Seré inútil

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s