Nadie podrá con nosotros

Déjennos trabajar en paz. Sólo pedimos eso. Hemos sufrido una veintena de cambios educativos en una década. Hemos. Plural. Alumnos, profesores, familias y administrativos. Todos. Y no es de recibo. Así se hace costoso educar. Una de las tareas esenciales en cualquier sociedad avanzada, guiar a los ciudadanos del mañana, no se merece este eterno vaivén provocado por el nulo pacto político. Mientras en las aulas enseñamos a debatir, dialogar y cooperar, en la res pública, a la vista de todos, no son capaces de alcanzar estos objetivos. En la época de evaluar por competencias hay quien es incompetente en consensuar.

En este contexto, hoy hemos abierto las puertas de los colegios. Lo confesaremos, con un poquito de ojeras. Cuesta dormir en la nochevieja educativa. Ya saben, los profesores somos humanos, también nos ponemos nerviosos. Pero hemos vuelto con la ilusión por educar intacta. Que nadie nos la quite. Aunque nos cambien de plan cada año. Aunque legislen en agosto. Aunque enfrenten a educación pública y concertada. Aunque hagan que tener dos lenguas propias parezca un problema. Aunque siempre politicen la educación.

Mientras, nosotros seguiremos soñando con un mundo mejor. Intentando formar a los protagonistas de ese cambio. Y no vamos a bajar los brazos.

Nadie podrá con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s